Lagunak: Garriz, Sola, Gabari, Sarra, Subiza (Iosu), Pablo, Iñigo, Diego, Martu, Armendáriz y Aaron (Miguel).
Gares: Iñigo, Iñaki, Samuel, Iosu, Julen, Esteban, Eneko (Patxi), Ander, Igor (Jesús), Clemente (Hector) y Garín (Alfredo).
Árbitro: Álvaro Clavería. Amonestó a los locales Martu, Iosu y Garriz; y a los visitantes Clemente, Iosu e Igor.
Goles: 0-1, min 22, Iñaki; 0-2, min 50, Ander.

Nueva victoria y puerta a cero

Con esta nueva victoria sobre el Lagunak, el Gares encadena tres victorias consecutivas y otros tantos partidos dejando la puerta a cero, lo que demuestra la importancia de no encajar goles en esta categoría.

El partido comenzó con el equipo local mandando en el juego. Sin embargo, sus constantes pases y vasculaciones de balón no conseguían penetrar en el sistema defensivo del Gares, por lo que una y otra vez el Lagunak tuvo que intentarlo por banda sin demasiado éxito. En una de la primeras aproximaciones del equipo puentesino, Igor e Iñaki estuvieron listos en el saque de una falta y este último puso por delante a su equipo. El Lagunak, que veía como era dueño de la posesión, se encontró con un jarro de agua fría mediada la primera parte. Con 0-1 se llegó al descanso.

En la reanudación el Lagunak salió con un carácter más ofensivo y un juego más directo, pero Ander nada más comenzar puso tierra de por medio tras rematar una falta lanzada por Eneko. De ahí al final, el equipo de Barañain lo intentó de todas maneras posibles, pero una gran defensa visitante, y un acertado Iñigo, hicieron desesperar a la delantera amarilla. El Gares por su parte no se conformó con el 0-2 y trató de sentenciar el encuentro aprovechando diferentes fallos en la salida de balón del Lagunak, sin tener suerte.

Gran final de año para un Gares al que le costó ganar su primer partido en Primera Autonómica.